Glossary

Cristal resistente a los daños

Cristal resistente a los daños© 2020 Shutterstock

¿Qué es el cristal resistente al daño?

Si nunca te has tenido que enfrentar a una pantalla de smartphone rota, eres un ser verdaderamente excepcional; si no, puede que esta pequeña tragedia contemporánea te ocurra algún día. A medida que nos volvemos más atrevidos y descuidados con el uso que hacemos de los dispositivos electrónicos, algunas compañías está haciendo el agosto gracias al cristal resistente al daño, con la promesa de que las pantallas rotas y los rayones sean cada vez menos frecuentes.

El más conocido es Gorilla Glass, un cristal reforzado químicamente de la compañía norteamericana Corning. Durante más de una década, varias versiones del Gorilla Glass, cada una más eficiente que la anterior, prometían una protección "fina, ligera y agradable al tacto" para smartphones, tablets y wearables.

A pesar de ser el claro triunfador en el mercado de la electrónica de consumo, Corning no está solo en el negocio de los cristales resistentes al daño. También están disponibles otros productos como Dragontrail, de la compañía japonesa Asahi Glass Co., y opciones de cristal de zafiro no patentadas, con la promesa de mantener a salvo tu dispositivo de la torpeza del día a día.

Encontramos el cristal resistente a los daños sobre todo en smartphones. Los consumidores esperan que los modelos de alta gama incorporen pantallas resistentes al daño, y la mayoría de los fabricantes cumplen las expectativas, ya sea con Gorilla Glass, Dragontail, cristal de zafiro, o cualquier otro cristal resistente a los daños. Esta demanda también aumentó entre los teléfonos de gama media, lo que significa que ya no tendrás que gastarte tanto dinero para tener un cristal resistente.

Los wereables con cristal resistente también se han popularizado. Como estos dispositivos ofrecen cada vez más funcionalidades, cada vez más usuarios los llevan a todas partes —literalmente, ya que mucha gente los lleva puestos las veinticuatro horas del día. Esto significa que los wearables corren un mayor riesgo de dañarse. El cristal resistente aún no está disponible para tantos wearables como lo está para móviles, pero los últimos lanzamientos confirman que los fabricantes están al tanto de la creciente demanda.

Ten en cuenta que ninguna de las alternativas de cristal resistente es infalible, así que lo mejor es que seas lo más cuidadoso posible con tu dispositivo.

This page is currently only available in English.