Glossary

Resistencia al agua

¿Qué es la resistencia al agua?

El daño por agua es la peor pesadilla de cualquier aficionado de la tecnología. Es una de las causas más comunes de daño en equipos y normalmente no lo cubre la garantía. ¿A cuántos se nos ha caído el teléfono al inodoro mientras escribíamos o por tenerlo en el bolsillo trasero del pantalón? Puede ser también que un chaparrón veraniego te pillara desprevenido o que se te cayera al lavabo mientras veías Netflix lavándote los dientes. En resumen, que las posibilidades de dañar un dispositivo con agua son infinitas. La buena noticia es que la industria móvil está lazando cada vez más productos resistentes al agua.

La resistencia al agua es una forma de proteger contra la humedad y la entrada de agua. Un dispositivo resistente al agua puede sobrevivir a chaparrones y salpicaduras, en incluso alguna caída ocasional en el lavabo.

No obstante, los niveles de resistencia pueden variar. Si bien los productos resistentes al agua están mejor protegidos que los sellados al clima adverso, no son resistentes al agua al 100%. Si estás buscando un móvil o cámara para sacar fotos debajo del agua, entonces tienes que asegurarte de que sea impermeable o waterproof.

Los productos resistentes al clima adverso resisten al polvo y la lluvia, pero no te confíes del todo; aunque unas gotas no supongan un problema, una lluvia más pesada podría causar daños irreversibles. Hasta ahora, muchos productos se catalogan con la calificación IP; el IP67 y el IP68 son los más comunes.

La resistencia al agua es una maravilla, pero ten cuidado: no significa que sea impermeable al cien por cien. Es más: en lo que a smartphones se refiere, es muy probable que la garantía no cubra los daños por agua, incluso para los productos catalogados con IP67 e IP68; así que mejor usa una funda waterproof si quieres darte un baño con el móvil.

Aunque la resistencia al agua es cada vez más popular para los móviles, no des por hecho que tu teléfono la tiene, sobre todo si es de media o baja gama.

En cuanto a los wearables, en el día a día tienen que enfrentarse al sudor e incluso a las salpicaduras de agua cuando te lavas las manos. Aun así, te aconsejamos que compruebes si tu dispositivo es solo resistente al clima adverso o si es de verdad resistente al agua.

This page is currently only available in English.